¿Qué es un Piso Flotante?

El piso flotante es un revestimiento de suelo que está diseñado para ser colocado sobre un material preexistente sin necesidad de pegar ni clavar. Tal cual, las tablas de un piso flotante permanecen unidas entre sí por un sistema de enclavamiento que no necesita conocimientos ni herramientas especiales, salvo un martillo, separadores, una cuña y una sierra.

El piso flotante está formado de numerosas capas encoladas entre sí: una capa de desgaste (también llamada «capa de revestimiento») de 2,5 a 6 mm de espesor, una capa intermedia y una capa de revestimiento resinosa. Generalmente, el piso flotante es más fino que el parquet macizo: tiene un grosor total de 10 a 15 mm.

Además, el piso flotante amortigua el sonido del tránsito, disimula imperfecciones del piso y aísla la humedad.

Características del Piso Flotante

Para que entiendas claramente las características de este piso, he aquí las 4 capas que lo conforman:

Overlay: Capa defensora superior formada por resinas transparentes, que son el secreto de la resistencia al desgaste y la abrasión de las tarimas flotantes.

Laminado o Melanina: Podría ser una chapa de madera (laminado madera) o de una imitación madera (melamina) de limitado espesor, que es la cara visible del piso. En otros términos: el motivo que te llevó a elegirlos.

Sustrato: Es el alma o el cuerpo del piso. No es madera natural sino MDF o HDF (siglas en ingles que significan: «tableros de fibra de madera de media o alta densidad». En palabras principales, no es mas que viruta o descartes de madera, que acostumbran ser de forestación o básicas rezagos de construcción. Por esta razón ciertos aseguran que es un piso ecológico.

Lámina estabilizadora: Ubicada en la parte inferior de la tabla, es la delegada de darle balance al piso; de evadir que se deforme. Además actúa como capa defensora contra la humedad.

Si estas interesado en adquirir un piso flotante de calidad, podes contactarte con Estilo Pisos que te ofrece las mejores opciones de pisos flotantes de alta gama, entre muchos otros más.

Ventajas del Piso Flotante

BAJO Precio: Respecto a los pisos de madera o parquets naturales, su precio es muchísimo más bajo.

Velocidad de instalación: Junto al rubro anterior, es una de las primordiales causas por la que la población los escoge. Un instalador de experiencia puede poner el piso laminado de madera de un dormitorio en menos de un día.

Tránsito inmediato: Se terminan de situar y de inmediato pueden transitar.

Limpieza de colocación: Sin sacar el piso que existe, sin obras de albañilería y montaje plenamente en seco. Punto a favor de la tarima flotantes.

Sin tratamientos de acabado: No precisan ni pulidos ni plastificados posteriores. Vienen listos para utilizar, con una capa de terminación defensora. Por igual es preferible que siempre escojas los de elevado tránsito, aunque no sea para aquel uso. Esto prolongará su historia eficaz.

Buenos aislantes: Son mucho menos fríos que los pisos de porcelanato o cerámicos. Tan cálidos como los suelos de madera natural, las tarimas son agradables de pisar (especialmente en invierno). Como siempre conservan una buena temperatura, poseen mucho menor peligro de condensaciones, como sí pasa con otros tipos de pisos.

Variedades y modelos: Permanecen pensados para emular el suelo de madera, y realmente lo logran… y hasta la superan!! Vienen en infinidad de tipos de piso laminado que simulan diversas variedades de madera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.