¿La limpieza en la oficina es un problema de salud y seguridad?

Si hace un escaneo veloz cerca de su oficina en este instante, ¿qué tan limpio se ve?

¿Hay archivos apilados por cada una de partes? ¿Qué pasa con las cajas tiradas en el suelo? ¿Cuándo se vaciaron los contenedores por última vez?

Conservar una oficina limpia es fundamental por muchas causas. No solo borra el desorden de su sitio de trabajo, sino que además ayuda a una fuerza gremial más feliz y más concentrada. Si tiene consumidores que asisten a reuniones, una oficina limpia puede provocar una gigantesca primera impresión. Esto puede contribuir a promover su marca y asegurar que cualquiera que lo visite se vaya con un recuerdo positivo.

A todos nos agradaría un ámbito de oficina brillante, sin embargo ¿de quién es la responsabilidad de proporcionarlo?

Al final de este artículo, va a tener una sólida comprensión del valor del aseo en una oficina.

¿Es el aseo un problema de salud y seguridad?

En una palabra, sí.

El aseo cae en la salud y la estabilidad pues no conservar esto puede conducir a una diversidad de inconvenientes diferentes. Esto puede integrar que los empleados se enfermen gracias a inconvenientes de limpieza o que se tropiecen con objetos abandonados en un ambiente desordenado.

Entonces, veamos cómo puede conservar limpias ciertas piezas de la oficina.

Higiene en la cocina

La cocina podría ser una de las piezas más concurridas y usadas de cualquier oficina.

Luego de todo, es donde la población se centra para comer o tomar una taza de café. Gracias a la naturaleza de la habitación, además puede ser una de las más peligrosas. Comunmente existe un peligro real para la salud en una cocina compartida si no se conserva un elevado grado de aseo.

Observaremos cómo puede llevar a cabo una cultura de aseo un poco posteriormente; no obstante, alentar a los empleados a que asuman la responsabilidad de su propio desorden puede contribuir en enorme medida a producir un ámbito de cocina limpio.

Varias cosas concretas que tienen la posibilidad de hacer para conservar la limpieza en la cocina integran:

  • Limpiar regularmente áreas como encimeras y electrodomésticos;
  • Comprobación de alimentos caducados en la nevera;
  • Limpieza de mesas y pisos.

Una vez que hablamos de mala limpieza, la cocina constantemente podría ser el peor sitio para esto.

Higiene en puestos de trabajo particulares

Se debería alentar al empleado que se sienta en una estación de trabajo a conservar su propio espacio limpio y ordenado.

En varios casos, los individuos trabajan en escritorio compartido, en especial si una organización contrata a diversos empleados a tiempo parcial que trabajan diferentes horas o días. Si bien a todos nos encantaría tener un escritorio despejado y brillante, esto no constantemente ocurre. ¿Quién puede mencionar que jamás tiene una pila de archivos o papeles por ahí?

Dicho esto, si cada empleado se garantiza de que su escritorio se encuentre limpio y ordenado con una limpieza regular, entonces no debe provocar ningún problema.

Implicar a todos en el trabajo como parte de una disputa más vasta sobre el aseo debe contribuir en enorme medida a generar una cultura positiva de salud y estabilidad.

Mantener la limpieza en el sitio de trabajo

Como empleador, además tiene el deber de conceder ciertas cosas y conservar otras piezas de la oficina, integrado la entrada al agua potable y asegurar instalaciones sanitarias limpias.

Hay numerosas políticas y cosas que puede hacer, que ayudarán a conservar su sitio de trabajo limpio y ordenado.

Crear una política de aseo

El sencillo hecho de mandar un correo electrónico vago referente a cómo conservar limpia la oficina no va a servir de mucho a extenso plazo. ¿Cuántos correos electrónicos obtiene la población al día? Posiblemente carga, por lo cual debería generar una política de limpieza y limpieza y aseverarse de que todo el personal se encuentre a bordo.

Comunicar la salud y la estabilidad de la forma idónea puede marcar la diferencia entre que las políticas se implementen de forma correcta o sencillamente se ignoren.

Proporcionar artículos de aseo

Esto es notable, de verdad.

No es dependiente de su personal traer sus propios productos de aseo para sus estaciones de trabajo. Si otorga todos dichos artículos, va a ser muchísimo más posible que hagan un esfuerzo y se aseguren de que la oficina, generalmente, se mantenga limpia.

Contratar a un limpiador

Todos estamos ocupados, y en determinados instantes podría ser difícil para el personal tomarse un fragmento de su día para limpiar espacios habituales como la cocina o el pasillo.

Puedes hacer una rotación de aseo o mejor todavía (si puedes), contratar a un limpiador. No precisamente requieren limpiar cada día, empero inclusive suceder dos días a la semana para hacer una «gran limpieza» puede marcar la diferencia. Una sugerencia es tener un aspecto más limpio del espacio común dos veces a la semana y hacer énfasis en que el personal se asegure de que sus escritorios personales se encuentren ordenados.

Si esta interesado en una empresa de limpieza profesional para la limpieza de oficinas o limpieza de final de obra, eche un vistazo a la página web de hdkcleaning.com. Prestan servicios profesionales de limpieza, desarrollando e implementando un método de trabajo que pone foco en la calidad del servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.